Ruta al Castillo de Mayorga



Tras hacer el recorrido de Valencia de Alcántara __ Alcorneo en coche salimos de este último a las 9:00 de la mañana . Tuvimos un día excelente y la participación fue de 18 personas y... dos perrillos senderistas.




Tengo que reconocer que , siendo de Valencia de Alcántara y gustándome los caminos, es poco presentable que no conociera esta zona. yo sólo iba a Alcorneo a comprar lomo.
Pero nunca es tarde si la dicha es buena., y en esta ocasión la dicha ha sido más que buena,










El Castillo de Mayorga pertenece al término municipal de San Vicente de Alcántara. Badajoz . Está en una finca privada pero, a sus pies cruza un camino vecinal que lleva a Alcorneo que nos permite acercarnos hasta la misma base en un paisaje bien conservado.
Es una fortaleza medieval visible desde la carretera a La Codosera. Se encuentran en un cerro, frente a la finca de su nombre, a 11 kilómetros al sur de la población y a unos cuatro de Alcorneo. Está construida en mampostería y ladrillo y data de los siglos XIII al XVII. Su planta es topográfica y está adaptado al terreno. La zona mejor conservada es la sur, con murallas y una torre rectangular. La torre del homenaje se sitúa al oeste. Fue fortaleza de la orden de Alcántara desde el siglo XIII. Participó en contiendas fronterizas, con los Reyes Católicos por la rebelión del clavero con Alonso de Monroy. En el siglo XVII fue arrasada por los portugueses.








Tras visitar el castillo y descubrir sus secretos continuamos la ruta dando la vuelta al cerro en dirección a los caseríos del Majadal de Rejas y Los Corchos.
El sendero que seguimos también nos sorprendió por su frescura y su vegetación; algo raro en una zona de dehesa que pensábamos sería más bien seca.







Los madroños estaban impresionantes







En el Caserío de los Corchos es digna de señalar la escuela unitaria y la casa de maestros. Es una pena que estas instalaciones sean ya sólo pasto de las zarzas y las alimañas ( de cuatro y de dos patas)



Tras una subida por las pistas iniciamos el regreso hacia Alcorneo. Una bajada bastante mala similar a las pizarritas de Jola, pero más gratificante pues va enmarcada continuamente entre jaras y escobas y tremina en una portilla que ya la quisiera más de un paraje del Valle del Jerte.








Gracias por acompañarnos a José Ramón y esposa, a Javier y Flor, Mamen, Jose Piris, Gori, Manuela y Patricia y los novios enamorados y sobre todo a Pedro por sus fotos y por habernos mostrado una de las rutas más bonitas e interesantes de este año.